//

Un gobierno de megalómanos…

La vicepresidente ha contagiado a varios funcionarios, sobre todo al presidente, de un peligroso trastorno de personalidad el cual los hace exagerar y manipular a personas y situaciones en pos de sus objetivos.

El peso del estatismo

En la Argentina, los sucesos de la vida política cotidiana, parecen enfrentar a veces enfáticamente  a diversos sectores sociales, pero en realidad, hay en todos ellos por motivaciones psicológicas y sociales, una fuerte base común: el estatismo. Ello explica el desprecio por los partidos, la política y también el coqueteo con el corporativismo.

¿Las ideas nos condenan?

Cristina Kirchner ha preferido, siempre, las satisfacciones emocionales al bien de la Nación, exponiéndonos a riesgos y costos internacionales y al deterioro de nuestra imagen.

// MÁS DEL AUTOR

Menú