// CARTAS AL DIRECTOR

La globalización es un hecho

La globalización, en la que estamos inmersos, no es un diseño ideológico, es un hecho. La interdependencia no ha hecho más que consolidarse desde mediados del siglo pasado hasta convertirse en un elemento determinante de las relaciones económicas a escala internacional. La pandemia de la Covid-19 no ha hecho más que evidenciarlo. La guerra iniciada por Rusia con la invasión de Ucrania debería acabar de convencer a los más escépticos. La globalización es un hecho.

Pedro García

Una crisis alimentaria

Es un hecho que la guerra Ucrania-Rusia ha trastocado la cadena internacional de producción y suministro de alimentos, lo que se ha sumado a los efectos de la pandemia. Algunas zonas del mundo están viviendo de manera dramática las consecuencias de ambos hechos. Varios países del continente africano golpeados por la sequía están abocados a sufrir dramáticas hambrunas. No hay reservas de grano en las familias, los conflictos internos de muchos países del Sahel dificultan el transporte de cereales, la dependencia de Rusia y Ucrania en Kenia o Burkina Fasso impide la compra de grano, y además han aumentado los precios. En este contexto Caritas Internacional advierte, en una campaña internacional en la que participa Caritas Española, de las terribles consecuencias. Naciones Unidas y las agencias internacionales pueden y deben tomar cartas en el asunto. Entre 15 y 16 millones de personas en Etiopía, Kenia y Somalia necesitan asistencia alimentaria. África necesita ayuda de calidad, ayuda para fortalecer sus instituciones, reforzar sus capacidades y planes de inversión a medio y largo plazo. Es una voz de alarma, la de Cáritas, que no debemos dejar de escuchar.

José Morales Martín

Derechos de las mujeres

El miembro de la ejecutiva de la federación One Of Us y ex comisario de salud de la UE, Tonio Borg (Malta), ha explicado: “Afirmamos que los derechos de las mujeres son importantes en el sistema democrático. No debe permitirse la discriminación basada en el sexo. No existe ningún instrumento legal internacional que reconozca un derecho fundamental al aborto. De hecho, ni el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ni el Tribunal Europeo de Justicia han reconocido nunca tal derecho. Por lo tanto, al referirse a los derechos de la mujer, no se puede incluir un derecho que no está universalmente reconocido como derecho fundamental de la mujer, por la sencilla razón de que los derechos del niño por nacer son igualmente importantes. Es por ello por lo que ONE OF US está movilizando a millones de europeos para demostrar que no estamos dispuestos a aceptar la profunda injusticia de considerar el aborto como un derecho humano paneuropeo, en violación de los principios de subsidiariedad, y mucho menos para que pueda ser incluido en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE”.

JD Mez Madrid

A pesar del bajo índice de natalidad

España ha aumentado su población a pesar del bajo índice de natalidad. En España vivimos ya casi 47 millones y medio de personas. El número neto de nacidos en nuestro país se ha reducido en 22.000 personas, mientras que el de extranjeros ha aumentado en 72.410. Los extranjeros empadronados en España representan un 9 por ciento de la población. A eso hay que sumar los migrantes sin papeles que son unos 500.000. Eso significa que en España hay 6 millones y medio de extranjeros. Es un porcentaje muy similar al que tiene Francia, y algo menor al que tiene Alemania. Cada vez corre más la especie de que los extranjeros son demasiados, de que generan delincuencia, de que se quedan con lo que es nuestro. Es parte del discurso que, por ejemplo, hace en Francia Marine Le Pen. Tal vez sería más real reconocer que gracias a los extranjeros mantenemos el nivel.

Jesús Martínez Madrid

Más realismo

En los últimos meses, los españoles hemos decidido racionar nuestro consumo y cambiar nuestros hábitos. Casi la mitad de los españoles ponemos ya la lavadora por la noche y el fin de semana. Gastamos menos por los precios, la inseguridad y la guerra. Y, por eso, la economía ha crecido muy poco, un 0,3%, en los primeros meses del año. Eso significa que la recuperación de nuestra economía no es robusta, como parece que empieza a reconocer el propio Sánchez. En los primeros meses del año hemos tenido subida de precios y huelga de transportistas. El Gobierno tardó once días en reunirse con los convocantes del paro después de haberlos llamado colaboradores de Putin. Hasta final del mes de marzo, Sánchez no anunció medidas para intentar moderar subida de los precios. Francia las puso en marcha en octubre. Tal vez entendamos porque existen ciertas diferencia.

Jesús Domingo Martínez

// ENVÍANOS TU CARTA

Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Fill out this field
Fill out this field
20 + 8 = ?
Enter the equation result to proceed
You need to agree with the terms to proceed

Estamos abiertos a tus comentarios porque tu opinión es muy importante para nosotros.

Muchas gracias por tu aportación.

Menú