Política

¿Cuánto saqueo?

Suecia ha sido famosa por tener menos problemas con la burocracia y la ineficacia en las instituciones públicas que cualquier otra de las economías modernas. Lo más probable es que esto sea el factor por el que el estado del bienestar sueco ha sido capaz de convertirse en el más grande de los países industrializados.

Nima Sanandaji
Pocos filósofos y académicos libertarios no han reconocido la extensa burocracia y los problemas de eficacia asociados a un gobierno enorme. ¿Pero es justo afirmar que el gobierno enorme está fuera de control literalmente? En Suecia la respuesta es sí.

Recientemente, el gobierno sueco se veía forzado a admitir que simplemente no tenía idea de cuántas agencias gubernamentales existían. Mientras los principales diarios se ocupaban del asunto, la Agencia de Gestión Pública recibía la tarea de llevar a cabo una investigación oficial para determinar cuantas agencias oficiales existían. Una de las primeras cosas que hizo la agencia fue llamar a la mayor institución pro-libre mercado de Suecia, Timbro, y preguntar si lo sabían. Al contrario, la expansión de la burocracia pública ha sido tan rápida en Suecia que incluso la oposición a la planificación central encuentra difícil seguir los acontecimientos. Y así, la investigación lleva en marcha de unos cuantos meses. Los resultados publicados recientemente son alucinantes cuando menos. Existen actualmente 552 agencias gubernamentales en Suecia, trabajando en temas importantes tales como asegurarse de que los empleados de una flota pesquera puedan consumir cultura, o de que podamos disponer de “ferias artesanales” (un proyecto en curso del Comité de Temas Artesanales).

Examinando una lista de agencias suecas y sin tener conocimiento previo de en qué gastan sus fondos, es quizá bastante comprensible que ni siquiera nuestro gobierno conociera las muy diversas agencias que existían — si no haces nada que merezca mención, nadie va a estar al tanto de tu existencia. Las 552 agencias gubernamentales emplean actualmente a 230.976 personas. Esto corresponde a más del 5,7% de los empleados en activo del mercado laboral sueco. Obsérvese que esta cifra no incluye a los incontables burócratas empleados por los veinte comités regionales y los 290 municipios de Suecia. La cifra real de burócratas suecos puede alcanzar con facilidad el 10% de los empleados en activo del mercado laboral.

Suecia ha sido famosa por tener menos problemas con la burocracia y la ineficacia en las instituciones públicas que cualquier otra de las economías modernas. Lo más probable es que esto sea el factor por el que el estado del bienestar sueco ha sido capaz de convertirse en el más grande de los países industrializados. No obstante, parece que ni siquiera la ética protestante de trabajo más firme puede hacer frente a los mecanismos de incompetencia gubernamental. Mientras los políticos suecos continúan creando nuevas agencias con el fin de que sus colegas y amigos puedan ocupar cargos del más elevado sueldo, la jungla de agencias gubernamentales crece más rápidamente de lo que nadie puede seguir.

Nima Sanandaji es presidente de la institución sueca Captus y ocupa el cargo de editor del Captus Journal.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú