Política

La semana política en Argentina

La Fundación Libertad ofrece el presente análisis de las novedades políticas de Argentina.

ANÁLISIS
La economía crece mucho más de lo previsto, lo cual genera importantes ingresos al gobierno nacional. En los próximos días se presentará el superávit del primer trimestre del año, que pasará de los 1.100 millones comprometidos con el FMI a más de 3.100 millones. Se espera que en los meses de abril y mayo los excedentes sean record, superando notablemente las metas alcanzadas en el primer trimestre.

En este marco fiscal altamente positivo John Taylor visita la Argentina. El Subsecretario del Tesoro norteamericano, uno de los hombres más influyentes ante el FMI por la deuda argentina, ve con preocupación el control del gasto público y sobre todo el lento avance con los acreedores. La visita se da en un momento clave: cuando Argentina en el corto plazo debe concretar la oferta a los bonistas y definir las nuevas metas con el FMI.

El Banco Mundial aprueba créditos por solo 2.000 millones de dólares. Argentina no se encuentra entre los principales destinos de las IED. La decisión del Directorio del Banco Mundial de otorgar menores fondos a nuestro país y la no elección, por parte de analistas internacionales de Argentina como país destinatario de inversiones extranjeras directas –encuesta de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo-, son el resultado de la alta incertidumbre generada por la falta de políticas que ofrezcan previsibilidad económica y seguridad jurídica. Sólo cuando se identifique un cambio de tendencia volverá la confianza, permitiendo ser nuevamente un país atractivo para las inversiones.

Perdida de credibilidad y menor apoyo a la gestión de gobierno. Los principales encuestadores, incluidos los que suelen trabajar para el Gobierno, notan una caída aproximada de diez puntos en la imagen de la gestión gubernamental y de cinco en la imagen presidencial. Aunque la opinión pública sigue teniendo una alta evaluación del gobierno nacional y de la imagen presidencial, es importante señalar que la evaluación disminuye tras semanas de permanentes conflictos domésticos y falta de atención en uno de los principales temas que demanda la sociedad: mayor seguridad.

El Presidente tratará de ocupar nuevamente el centro de la escena. Luego de estar recluido por su enfermedad y reconocer las demandas sociales, tratará de articular una agenda que responda a las peticiones. Retomando la iniciativa política anunciará el Plan Nacional de Seguridad, con perfil integral y generando acciones desde las áreas de seguridad, justicia, educación y Derechos Humanos. La presentación que se hará conjuntamente con algunos gobernadores provinciales busca dotar al Plan de un perfil federal, y además es funcional para tratar de licuar algunas diferencias con mandatarios provinciales pertenecientes la Partido Justicialista.

Tras permanentes conflictos que solo generaron innecesarias diferencias, posiblemente se avecinen tiempos distintos. El permanente discurso “aguerrido”, el enfrentamiento continuo con “enemigos” reales o imaginarios y la construcción de la agenda política basada en una retórica apoyada en intereses particulares, solo fueron funcionales en la primara etapa de gobierno, hoy son los grandes escollos que Kirchner y su entorno deberán superar.

La ecuación inseguridad – marginalidad son los males del presente que según como se resuelvan definirán que tipo de país será Argentina. La continuidad de una agenda política basada en una lectura equivocada acerca de lo que la sociedad demanda solo hará que nuestro país se acerque nuevamente al abismo. Hoy el presidente tiene la oportunidad de corregir el rumbo.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

No se encontraron resultados

Menú