África, Política

Ideólogo de la Alianza de Civilizaciones, Tarik Ramadán, quiere que vuelva la Hermandad Musulmana

Según el islamista Tarik Ramadán, todos los caminos no conducen a Roma, sino a Estados Unidos.

En un largo artículo firmado por Ramadán, el nieto del fundador de la Hermandad Musulmana Hassán al-Banna se vale de una lógica retorcida y de teorías conspirativas para culpar de la marcha del ex presidente egipcio Mohamed Mursi a una conspiración norteamericano-sionista, que actuaría conchabada con los salafistas, nada menos.

Ramadán atribuye a los estadounidenses todo lo que está sucediendo en Egipto, afirmando que los únicos fallos de Mursi son su "sencillez y su falta de experiencia". Mientras los esfuerzos encaminados a la unidad política por Mursi fueron "rechazados desde el principio", retrata al expresidente y a la Hermandad Musulmana como víctimas del ejército, respaldado por Estados Unidos.

"La inocencia del presidente, de su gobierno y de la Hermandad Musulmana ha sido sobrecogedora. Tras 60 años de oposición y represión militar, no se imaginaron que sus rivales apoyarían su llegada al poder, invocando la democracia todo el tiempo".

Ramadán culpa a Estados Unidos además por su longevo apoyo al ejército egipcio, que ha forzado la marcha de Mursi tras un año en la administración. Destacados Generales se formaron en América, y mantienen contacto con militares estadounidenses e israelíes. "No es exagerado decir que al igual que Estados Unidos, Israel ve favorablemente los acontecimientos de Egipto", escribe Ramadán.

También critica a los salafistas y a los líderes del Golfo, por apoyar la marcha del ex presidente. “Son americanos más interesados en socavar la credibilidad religiosa de la Hermandad Musulmana”. Además, la maniobra divide a las facciones islamistas, debilitando al movimiento.
Por último, pero no menos importante, Ramadán implica también al Fondo Monetario Internacional, por oponerse a prestar miles de millones de dólares a Egipto sin una mayor estabilidad política. Las exigencias del FMI "colocan al estado egipcio en una postura imposible".

Ramadán advierte que "La situación es grave; el silencio de los gobiernos occidentales nos dice todo lo que nos hace falta saber".

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú