Europa, Política

Marruecos acepta que diputados españoles viajen al Sahara, sin ONGS y sin Prensa

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se ha mostrado muy satisfecho al haber obtenido de Marruecos garantías para que un grupo de políticos con representantes de todos los partidos visite libremente el Sahara Occidental en los próximos días. Para el ministro, la polémica con Marruecos ya quedó zanjada, a pesar de que Rabat insiste en que no dejará entrar al grupo de políticos y miembros de ONG´s a quien les negó la entrada al país el pasado domingo.

Exteriores no formulará protesta
El Gobierno marroquí no tiene la intención de permitir la vuelta a El Aaiún de la delegación española de políticos, miembros de organizaciones no gubernamentales (ONG) y medios de comunicación que el domingo fue expulsada de la ciudad saharaui, según informó un portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Es la segunda expulsión de ciudadanos españoles de un país con el que, al parecer se mantienen fluidas relaciones. El anterior fue Cuba.

Moratinos ha explicado que trasladará inmediatamente información a todos los grupos parlamentarios y subrayó que las "intensas conversaciones mantenidas con el Gobierno de Marruecos este fin de semana han puesto de relieve que el nuevo marco de diálogo fluido permite que se activen de manera muy eficaz los mecanismos de consulta bilateral". La consecuencia es evidente, no habrá protesta oficial española por la expulsión de un pais, de ciudadanos con todos sus papeles en regla y a los que debe asistir el derecho.

Según informó Moratinos, el Gobierno marroquí anunciará que tiene la intención de no permitir la vuelta a El Aaiún de la delegación española de políticos municipales, miembros de organizaciones no gubernamentales (ONG) y medios de comunicación que ayer fue expulsada de la ciudad saharaui, según informó un portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

"Por la información que tenemos, las autoridades marroquíes no les van a dejar que repitan el viaje. Las razones serán las mismas" que expusieron ayer, indicó. Sin embargo, el Gobierno marroquí mostró su disponibilidad a que viaje "en los próximos días" al Sáhara una delegación del Congreso español que cuente con representantes de todos los grupos parlamentarios.

El jefe de la Diplomacia indicó que dará traslado de esta información "como es lógico" a todos los grupos parlamentarios. El citado portavoz valoró esta fórmula aceptada por Rabat como "muy buena y significativa" y subrayó que la delegación española de parlamentarios podrá entrevistarse "con quien quieran" en el Sáhara. No aclaró si en ese viaje se permitiría que dichos diputados fueran acompañados por los periodistas o miembros de las organizaciones sociales expulsados el domingo.

Se da la circunstancia que la cooperación española con el pueblo saharaui se canaliza, fundamentalmente, por medio de cientos de ayuntamientos que desde hace muchos años realizan allí programas de gran eficacia en la atención de las necesidades más básicas de miles de personas.

Esperan una protesta del Gobierno

La delegación de políticos y periodistas españoles a la que el domingo se negó la entrada a El Aaiún regresará a Madrid y exigirá una queja diplomática del Gobierno de España ante el de Marruecos por su rechazo, que, opinan, vulnera sus derechos porque viajaban con sus papeles en regla.

"Esperamos que el Gobierno español atienda nuestra reclamación y haga llegar a las autoridades de Marruecos su protesta por una actitud que consideramos intolerable", declaró en una rueda de prensa en Las Palmas de Gran Canaria la alcaldesa de San Fernando de Henares, Montserrat Muñoz, que encabezaba la delegación, formada por más de un decena de ediles de distintos ayuntamientos y una periodista.

La alcaldesa explicó que, tras mantener ayer a la mañana una reunión con el cónsul de Marruecos en Las Palmas de Gran Canaria, Abderramán Leibak, y esperar más de dos horas por su respuesta, a los miembros de la expedición se les comunicó que "la situación sigue igual que ayer", por lo que -recalcó- volver a volar hacia El Aaiún sólo conduciría a una nueva expulsión. En consecuencia, confirmó que desde Las Palmas de Gran Canaria, donde anoche pernoctaron tras arribar a la isla después de la expulsión, los miembros de la delegación viajarán hacia Madrid, su punto de partida.

Montserrat Muñoz quiso dejar claro en cualquier caso que, al entender de los rechazados, su iniciativa de tratar de estar en las zonas del Sahara Occidental ocupadas por Marruecos no ha sido infructuosa, ya que, a su entender, ha determinado que en las últimas horas se haya autorizado que se traslade allí un grupo de parlamentarios españoles con iguales propósitos.

Estos consisten, básicamente, en comprobar sobre el terreno la situación de los saharauis residentes en zonas controladas por Marruecos y verificar la dimensión de los recientes enfrentamientos entre sus fuerzas del orden y ciudadanos que reclaman la autodeterminación de los llamados territorios ocupados.

Entre los miembros de esta delegación se encontraban la alcaldesa de San Fernando de Henares (Madrid), Montserrat Muñoz, de IU, la portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, y los concejales del PSOE en las localidades madrileñas de Torrejón de Ardoz y Fuenlabrada, Valentín López y José Sánchez Luque, respectivamente.

Ayuda a los saharauis

Para paliar los negativos efectos de la noticia y la polémica surgida en España, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se ha apresurado a hacer pública una respuesta parlamentaria a la que se da cuenta de las ayudas al pueblo saharaui y que era divulgada por agencias de noticias.

El Ejecutivo socialista afirma, en ella, que tiene previsto "continuar apoyando todas las necesidades humanitarias de la población saharaui y, en la medida de lo posible, incrementarlas, manteniendo la tendencia creciente apuntada en el año 2004.En concreto, destaca que el apoyo directo a través de organizaciones no gubernamentales españolas para el desarrollo "es un complemento útil y necesario a las ayudas canalizadas a través de organismos internacionales, como los proyectos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) o del ACNUR".

El Gobierno especifica que la Agencia Española de Cooperación Internacional "tiene previsto desarrollar acciones de apoyo a la población refugiada saharaui mediante la financiación de proyectos de ONGD, de ayuda humanitaria y alimentaria, e incluso de asistencia técnica, por un valor aproximado de 5 millones de euros anuales".

Asimismo, la respuesta gubernamental señala que, en el caso concreto de la Ayuda Alimentaria y de Emergencia, están previstas tres grandes partidas para 2005: "a través del Programa Mundial de Alimentos, 800.000 euros para la adquisición y distribución de azúcar; a través de la Media Luna Roja argelina, 500.000 euros para proyectos de ayuda alimentaria; y 501.000 euros al MPDL para el mismo fin mediante la adquisición y distribución de gofio".

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú