América, Europa, Política, Portada
Ante la probabilidad de que Donald Trump retorne a la Casa Blanca, Europa ha de mantener los grandes pactos sociales desde la centralidad y no desde los extremos.

Ante la probabilidad de que Donald Trump retorne a la Casa Blanca, Europa ha de mantener los grandes pactos sociales desde la centralidad y no desde los extremos.

Trump exige a Biden más diplomacia y menos acciones militares

Los últimos ataques misilisticos rusos sobre varias ciudades ucranianas, incluida su capital Kiev, han impulsado el regreso al escenario político del ex-presidente Donald Trump, quien reclamó al gobierno de Joe Biden una intervención urgente de Estados Unidos para abrir negociaciones directas patrocinadas por Washington a los efectos de acordar un alto el fuego inmediato y el cese total de las acciones militares entre las partes.

El discurso y la iniciativa del ex-presidente para establecer una tregua confronta incluso con algunas opiniones públicas de sectores republicanos que respaldan el apoyo a Ucrania en el escenario de guerra actual y exhibe criterios diferentes al interior de su espacio político entre Trump y otros conservadores republicanos.

Esta semana el ex-presidente utilizó varias veces su plataforma de redes sociales Truth Social para mostrar su oposición al papel que está desarrollando la administración Biden en el conflicto armado. Aunque no dio detalles en relación a cómo él abordaría la situación y que haría de diferente, Donald Trump, ratificó que el presidente Vladimir Putin, no habría invadido Ucrania si él estuviera a cargo en Washington.

El ex mandatario también criticó a Biden por no impulsar un diálogo favorable a negociar con Putin su salida de Ucrania y aconsejó a las partes en guerra a negociar urgentemente un alto el fuego. Pero lo más impactante de sus declaraciones públicas ha sido que él se ofreció a llevar adelante conversaciones para detener la guerra hablando de forma personal con los presidentes Putin y Zelensky.

Trump también se expresó en sus redes el lunes pasado denunciando la muerte de miles de personas y el peligro de que muchas más pierdan sus vidas, por lo que ratificó que es “imperiosa una acción firme” de parte de Washington para poner fin de inmediato la guerra en Ucrania por medio de una negociación urgente y pacífica. “De no hacerlo, estaremos en presencia de una Tercera Guerra Mundial que puede dar lugar a que no quede nada de nuestro mundo”, dijo Trump.

El ex-mandatario también criticó a la administración demócrata sosteniendo que:no entienden con que están lidiando ni saben como hacerlo y expresó que la solución no es proveer armamento. “No tienen idea de lo que están haciendo”, aseveró Trump. Al mismo tiempo, el ex-presidente recomendó preservar la democracia e integridad territorial de Ucrania sin humillar a Moscú y ratificó que la única forma de hacerlo es a través de negociaciones directas con ambos lideres. Dijo que él puede hacerlo y poner fin a la guerra.

Las declaraciones de Trump se produjeron pocos días después de afirmar durante un discurso en la Florida que el nivel de su estrecha relación con Putin hubiera evitado la invasión rusa de Ucrania y por supuesto la guerra en curso. El ex-presidente dijo también que nunca los rusos estarían allí si él hubiera hablando con Putin y fue muy crítico de la gestion Biden ante la crisis: “Al ver que están matando cientos de civiles, no tengo dudas que nuestro país gestionó muy mal la crísis y ratificó que las tropas rusas nunca hubieran ingresado a Ucrania si él hubiera hablando con Putin. Esa guerra tiene que terminar de inmediato y Estados Unidos debe jugar un papel proactivo en ello; la tarea es ayudar con urgencia a negociar un acuerdo para que cese la destrucción de bienes y la pérdida absurda de vidas, dijo ex mandatario.

También el mes pasado, Trump había publicado en su red social sobre el daño a los oleoductos Nord Stream, que transportan gas natural desde Rusia a Europa Occidental y urgió al liderazgo europeo a “ser estratégico e inteligente y buscar rápidamente un acuerdo negociado”. El mundo entero está en juego, señaló Trump, para agregar -tal vez- su más explosiva declaración al decir que: si el presidente Biden me lo solicita, estoy disponible para ayudar a detener ese dislate; puedo hablar mañana mismo con Putin y con Zelensky para resolver las cosas rápida y pacíficamente.

Para muchos puede ser fácil y hasta políticamente correcto restar entidad a lo que diga Trump. Sin embargo, es innegable que continúa disponiendo de liderazgo internacional, aunque deberá pelear por una futura nominación presidencial dentro de su Partido, donde seguramente habrá un lucha interna que se intensificara después de las elecciones de medio tiempo. Sin embargo, su predisposición por ayudar a detener la guerra en Ucrania podría tener consecuencias impensadas en la política estadounidense de cara a las próximas elecciones presidenciales de 2024.

Un referente y estratega republicano dijo a Infobae que las opiniones de Trump no serán un factor importante en las elecciones de medio tiempo, donde serán los asuntos internos los que dominen la campaña. Pero si los republicanos recuperan mayorías en ambas cámaras del Congreso, Donald Trump podría presionar a los congresistas republicanos para encolumnarlos con su posición y discurso. No obstante, en sentido contrario a las declaraciones de Trump para terminar la guerra en Ucrania, John Kirby, vocero del Consejo de Seguridad Nacional, dijo en relación a las declaraciones del ex-presidente que Putin no mostró ninguna voluntad o inclinación por sentarse a negociar el final de la guerra. Por lo que los dichos de Trump no son considerados pertinentes o adecuados por la administración Biden.

Otros sectores del propio partido de Trump también se alejaron de su llamado al dialogo para negociar el fin de la guerra enfocándose en los pasos en falso del presidente Biden, al tiempo que se mostraron favorables al necesario apoyo a Ucrania: La destrucción que se observa en Kiev es lamentable por lo que sus aliados deben brindar a Ucrania las defensas anti-misiles y los sistemas de armas de largo alcance que ha solicitado el presidente Zelensky”, dijeron en un comunicado miembros republicanos del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes el pasado martes.

Sin embargo, Mike Pompeo, que se desempeñó como secretario de Estado durante la administración Trump, quien también es considerado un potencial candidato presidencial de cara al 2024, dijo a la cadena Fox News que el enfoque de Biden debería estar en la diplomacia responsable junto a la presión pública sobre Putin. Y no en enviar ayuda militar a cuenta gotas, la que solo extiende -sin sentido- la confrontación militar. Pompeo declaró que a través de la historia, Estados Unidos siempre hizo retroceder a sus adversarios exhibiendo firme determinación y ejecutando una diplomacia seria, como lo hicimos en nuestra administración con el presidente Trump, por lo que se debe dejar claro a Vladimir Putin que el costo a pagar si se inclina por utilizar un arma nuclear será que todo el mundo se posicionara contra Rusia y contra él.

Ocho meses después de la invasión rusa de Ucrania la guerra se agravo peligrosamente en la última semana a pesar de una previa y exitosa contraofensiva ucraniana que hizo retroceder las fuerzas de Putin. Pero cuando el pasado fin de semana una explosión causó daños importantes a un puente estratégico que une a Rusia con la Península de Crimea como ruta clave de suministros y logística para el Kremlin y en respuesta, Moscú atacó con misiles y drones varias ciudades ucranianas matando un gran número de civiles. Estos eventos, para algunos expertos de la administración Biden, constituyen una respuesta brutal de Putin que muestra su falta de interés al dialogo para alcanzar una salida que permita la pacificación y el fin de la guerra, por lo cual rechazan el plan de negociación propuesto por el ex-presidente Trump.

Mientras tanto, el presidente Biden declaró el miércoles que los últimos ataques de Putin refuerzan más el compromiso estadounidense de apoyar al pueblo de Ucrania durante el tiempo que sea necesario. Lo curioso es que al mismo tiempo, la ayuda estadounidense que debería hacer llegar sistemas de armas letales a Ucrania para marcar la diferencia y alcanzar los objetivos militares que señala Biden, como señaló Pompeo, se mantiene controlada y dosificada a cuenta gotas.

infobae

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú