África, Economía y Sociedad

ACNUR advierte del creciente riesgo de hambruna en el Cuerno de África, Yemen y Nigeria

Unos 20 millones de personas en estos países, de los cuales 4,2 millones son refugiados, se encuentran en áreas afectadas por la sequía.


La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, advierte del riesgo de muertes masivas como consecuencia del aumento de la hambruna entre la población del Cuerno de África, Yemen y Nigeria.
 
Esta advertencia está también ligada a las sequías que están afectando a muchos de los países vecinos, así como a la grave falta de fondos, que está haciendo que una crisis humanitaria que sería evitable en la región se esté convirtiendo rápidamente en inevitable, pudiendo llegar a ser aún peor que la que tuvo lugar en 2011.
 
Actualmente, el desplazamiento va en aumento, obligando a revisar al alza las previsiones que teníamos para 2017.
 
En total, unos 20 millones de personas en estos países, de los cuales 4,2 millones son refugiados, se encuentran en áreas afectadas por la sequía. Se han perdido varias cosechas consecutivas; el conflicto en Sudán del Sur, unido a la sequía, está derivando en hambruna y provocando la huida de refugiados; la inseguridad en Somalia está generando un incremento en el desplazamiento interno; además, las tasas de malnutrición son elevadas, especialmente en niños y madres lactantes.
 
Los niños representan la mayoría de los refugiados (62% en el caso de los refugiados que huyen de Sudán del Sur) y, al igual que otros refugiados, casi todos dependen de la asistencia alimentaria de nuestra agencia hermana: el Programa Mundial de Alimentos (PMA). En este sentido, al tiempo que los refugiados carecen de dinero para poder comprar alimentos, las raciones también se están viendo reducidas.
 
ACNUR está redoblando sus esfuerzos en colaboración con sus socios y recuerda a la comunidad internacional que la sequía en el Cuerno de África de 2011 se cobró la vida de más de 260.000 personas, de las cuales más de la mitad eran niños menores de 5 años. Debe evitarse a toda costa que se repita una nueva tragedia.
 
A día de hoy, las operaciones de ACNUR en Sudán del Sur, Somalia y Yemen apenas han recibido entre el 3% y 11% de los fondos necesarios. Es necesario que se aborde este déficit de financiación de manera urgente.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// BLOG DEL AUTOR

Menú