Europa, Política

Grecia: caos, radicalismo político y ausencia de gobernabilidad post-electoral

Victoria conservadora pero acompañada de la llegada al Parlamento heleno de partidos políticos ultras que pueden dificultar la gobernabilidad. Uno de ellos es Amanecer Dorado que sigue con sus soflamas anti-inmigración.

Además de los malos resultados de los partidos tradicionales, ha habido otro hecho fundamental en estos comicios: la llegada al parlamento de grupos de ultraizquierda y neonazis cuya formación (Amanecer Dorado) ha recibido importante cobertura mediática en las últimas fechas, especialmente su líder, Nikos Mihaloliakis, cuyas primeras palabras fueron “quiero a los inmigrantes ilegales fuera de mi país”.
 
Además, el recuento de voto ha mostrado otra consecuencia de estas elecciones: los dos grandes partidos (Nueva Democracia y PASOK) que en 2009 habían logrado el 68% de los votos ahora sólo han logrado el 32% (El País). Desde las páginas de La Razón, Juan Roldán habla de una debacle histórica de conservadores y socialistas, y enfatiza que estas elecciones abren un periodo de incertidumbre política en Grecia.
 
En efecto, Mihaloliakis tuvo palabras muy ofensivas y agresivas tras saber que su formación había logrado representación en el Parlamento: “el pueblo griego ha dado la espalda a las televisiones y a los periódicos que estaban en nuestra contra” (La Razón). Los integrantes de esta formación emplean el saludo de Hitler. Su apoyo se ha dado en aquellas regiones que experimentan altas tasas de población inmigrante (La Vanguardia).
 
Nueva Democracia ha logrado 109 escaños mientras que el histórico PASOK se ha quedado en 41 de ahí que ABC hable de que “los socialistas se hunden”. Uno de las consecuencias que se baraja es que ambos partidos gobiernen aunque con un parlamento en el que el resto de fuerzas políticas se ha mostrado contraria a la introducción de medidas de ajuste económico. Al respecto, el líder socialista Evanguelos Venizelos pidió la creación de un gobierno de unidad nacional, estable y firme (El País).
 
Para El Mundo, Grecia se halla en medio del más absoluto caos y Vanizelos, aunque trató de conseguir el apoyo de los comunistas (52 escaños), éstos se negaron pues entre otras razones sostienen que los ajustes económicos están al servicio de los acreedores internacionales. Extrema izquierda o ultraderecha son igual de tajantes: consideran unos traidores a los partidos tradicionales.
 
A partir de ahora, se deberá formar gobierno en tres días, pero si no se hace antes de una semana “su salida del euro estará más cerca”, cuenta El Mundo. Algunos de los líderes de los partidos minoritarios como Fotis Kouvelis (Izquierda Democrática) cree que la única posibilidad es que se repitan elecciones.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú