Europa, Política, Portada
El ahora primer ministro británico y líder del Partido Laborista, Keir Starmer, se abstuvo de hablar del impacto del Brexit en campaña para ganarse los votos de los conservadores.Imagen: Gareth Fuller/AP Photo/picture alliance

El ahora primer ministro británico y líder del Partido Laborista, Keir Starmer, se abstuvo de hablar del impacto del Brexit en campaña para ganarse los votos de los conservadores.Imagen: Gareth Fuller/AP Photo/picture alliance

Keir Starmer evitó hablar del Brexit en campaña, ¿Qué hará ahora?

Starmer, de 61 años, se opuso al “brexit”, pero se mantuvo callado durante gran parte de la campaña electoral sobre si volvería a plantear un referéndum como el de 2016, descartando en última instancia el regreso a la unión aduanera y al mercado único.

“Para Starmer, será mucho más difícil hacer crecer la economía si el Reino Unido sigue fuera de la Unión Europea y de su mercado único”, declaró a DW Dimitri Zenghelis, economista y experto en el “brexit” de la London School of Economics.

La sensación general es que Starmer se abstuvo de hablar del impacto del “brexit” en la campaña, para ganarse los votos de los conservadores molestos con los conservadores tories por las innumerables crisis, entre las que se cuentan las largas colas en los centros de salud y el alto costo de la vida.

“Tras sumir al país en una crisis económica, los conservadores entregaron a Starmer un jarrón Ming. Todo lo que tenía que hacer era llevarlo sano y salvo al otro lado de la pista de hielo”, dijo a DW Mike Galsworthy, presidente del Movimiento Europeo del Reino Unido, que hace campaña para mejorar los lazos con la UE.

“Por eso, no sacó el tema del ‘brexit'”, añadió, dando a entender que Starmer ya lideraba los sondeos y no quería plantear una cuestión que podría ser contraproducente. Sin embargo, Galsworthy cree que la presión de las empresas, los economistas y quienes votaron en contra de salir de la UE en 2016 puede acabar convenciéndole para abordar el tema.

¿Recibirá Starmer presiones para reconsiderar el “brexit”?

Aunque hay varias estimaciones sobre el alcance de los daños causados por el “brexit”, no hay duda de que aumentó el papeleo y los costes para las empresas británicas, y disminuyó el comercio entre Reino Unido y su mayor socio comercial.

Según el Instituto Nacional de Investigación Económica y Social, desde que ocurrió el “brexit”, el tamaño de la economía británica se ha reducido entre un 2 y un 3 por ciento, y se espera que el impacto aumente hasta un 5 o un 6 por ciento en 2035, lo que se traducirá en 3 millones de empleos.

Otro dato a considerar es que una de cada cinco empresas británicas quiere que el nuevo Gobierno vuelva al mercado único, según la empresa de contabilidad Menzies. “Salir de la UE ha hecho que sea más caro y burocrático vender nuestros bienes y servicios a través del Canal de la Mancha”, dijo Shevaun Haviland, directora general de la Cámara de Comercio Británica, en la conferencia anual del grupo, que representa a miles de empresas británicas. “Debemos empezar a decir las cosas como son”, señaló en esa oportunidad.

¿Qué quiere Starmer y qué puede conseguir?

El Partido Laborista quiere mejorar el Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la UE y el Reino Unido firmado por el ex primer ministro Boris Johnson a finales de 2020. Entre los cambios menos controvertidos que busca están un acuerdo veterinario para reducir el papeleo y los controles fronterizos de productos animales y el reconocimiento mutuo de cualificaciones profesionales.

Los laboristas también abogan por un nuevo pacto de defensa entre el Reino Unido y la UE, con la vista puesta en la seguridad colectiva, pero también en el Fondo Europeo de Defensa, aunque no todos creen que Bruselas esté de acuerdo. “En el aspecto económico de la defensa, no estoy seguro de que la UE vaya a aceptar”, dice Anand Menon, catedrático de Política Europea en el King’s College de Londres.

Además, el “Gobierno tory ya estuvo en el punto de mira de Bruselas el año pasado, cuando intentó firmar acuerdos bilaterales sobre movilidad juvenil con determinados países europeos. El pasado mes de abril, la Comisión Europea protestó contra el trato diferenciado a los europeos y ofreció su propia versión de un programa de movilidad juvenil, que busca que jóvenes entre 18 y 30 años puedan “viajar, trabajar y vivir en Reino Unido, con reciprocidad para los jóvenes nacionales británicos en un Estado miembro” durante un máximo de cuatro años.

El Gobierno conservador del entonces primer ministro Rishi Sunak rechazó la propuesta europea en su momento, y los laboristas no discreparon. Sin embargo, Starmer afirmó que estudiará la posibilidad de que músicos y artistas del Reino Unido viajen sin visado a la UE.

Galsworthy sostiene que, de concretarse el visado para artistas, se añadirá presión para que otros tengan ese mismo derecho. Además, sostiene, Reino Unido y la UE son vistos como aliados en la construcción de una defensa común contra Rusia, y eso podría abrir un espacio para que Starmer deshaga gradualmente el “brexit”, si así lo desea. Los analistas, sin embargo, no están tan seguros de que Bruselas quiera emprender de nuevo ese arduo viaje.

Anchal Vohra para DW.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú