Europa, Política

Calderetas Políticas a Fuego Lento

Lo mismo da en Venezuela, Argentina o España, los buenos platos se cocinan a fuego lento

Anda ocupado Hugo Chávez en los fogones mediáticos de Venezuela. El pasado domingo pedía reforzar la ofensiva comunicacional contra la oposición y los medios privados. Dicho y hecho. Pocas horas después 75 jóvenes venezolanos juraron su cargo ante el gobierno y se constituyeron en la primera “Escuadra” de los “Comandos de Guerrilla Comunicacional”.
 
Su primera misión visitar escuelas e institutos para “transmitir la verdad”. Las guerrillas mediáticas chavistas serán unidades de 25 jóvenes voluntarios entrenados para combatir la “dictadura mediática imperial”.  El tema parece de “coña” pero es verdad y tiene un tufo espectacular a puchero rancio y caduco de fascismo franquista de la primera época y obsoleto comunismo estalinista.
 
Mientras estas cosas se cocinan en Venezuela,  en Argentina se cuecen, como diría Zapatero, los problemas en su propia salsa. El gobierno argentino encontró una vieja receta para impedir que el Senado apruebe iniciativas contrarias.
 
Senadores kirchneristas no acuden a las convocatorias y de este modo impiden el quórum legal previsto. El presidente del Senado que a la sazón es vicepresidente de la República, el mediático Julio Cobos, ha convocado a los senadores “perezosos”  a través de la prensa. Hizo públicos los nombres de los 36 ausentes la pasada sesión y advirtió a los que vienen fallando semana tras semana.
 
Quiere quitarles el 20 por ciento del sueldo por cada ausencia u obligarles a asistir “acompañados” por la fuerza pública. Al parecer todo está previsto en un Reglamento que fue cocinado, de puño y letra, por la actual presidenta Cristina de Kirchner, cuando era senadora.
 
También en España la caldereta de los problemas patrios va cocinándose lentamente. Después de una semana de explosión mediática de “huevos pascuales” pintados del color Gúrtel,  le ha tocado el turno al también mediático José Bono, presidente del Congreso.
 
Un periódico ha contado que tiene un importante patrimonio inmobiliario y la oposición ha pedido que de explicaciones públicas sobre sus gastos e ingresos. Don José Bono a diferencia de su colega argentino no ha convocado una rueda de prensa y se ha dirigido al actual Fiscal General del Estado, que el gobierno nombra a gusto y voluntad, para contarle sus ingresos y los de su familia.
 
Lo mismo da en Venezuela, Argentina o España, los buenos platos se cocinan a fuego lento por más que sean legión los partidarios de la trepidante y eficaz Olla Express. 

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú