Oriente Próximo, Política

Irán: dura derrota norteamericana en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

Sólo uno de los demás 14 miembros del Consejo de Seguridad, la República Dominicana, acompañó a los Estados Unidos.


La venta de armas a Irán ha estado específicamente prohibida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas desde hace ya trece años. Esa clara prohibición vencerá el próximo 18 de octubre y presumiblemente no se renovará. Por ello, los EEUU intentaron, sin éxito, que el Consejo de Seguridad prorrogara la medida, sin fecha de vencimiento.

Lo hicieron en la sesión de ese organismo del pasado 15 de agosto. Pero no lo lograron. Sólo uno de los demás 14 miembros del Consejo de Seguridad, la República Dominicana, acompañó a los Estados Unidos.

Los demás o se opusieron, como lo hicieran explícitamente China y Rusia, o se abstuvieron, como lo hicieron todos los demás, incluyendo, sorprendentemente, a dos aliados muy cercanos de los EEUU: esto es a Gran Bretaña y Francia.
Los norteamericanos necesitaban obtener nueve votos más para que su proyecto de resolución fuera aprobado y sólo lograron uno, sobre catorce posibles. Un fracaso, entonces, de enormes dimensiones.

Para Mike Pompeo, un rechazo inocultable. Y sumamente peligroso. Para los EEUU, una verdadera humillación. Que quizás sea consecuencia del retiro unilateral de los EEUU, en el 2018, del acuerdo sobre el programa nuclear iraní del año 2015, que fuera suscripto por el país de los persas con las naciones más importantes de la comunidad internacional.

Los iraníes festejaron abiertamente lo sucedido, señalando, de paso, que en nada menos que 75 años de actividad del Consejo de Seguridad, nunca los EEUU parecieron estar tan aislados de sus socios tradicionales en materia de política exterior como lo están ahora. Y, cuando se trata de Irán, que luce y actúa como una suerte de fanática teocracia islámica que, además, exporta el terrorismo, hablamos -muy obviamente- del principal tema de la delicada agenda internacional de paz y seguridad de nuestros días.

Es posible que los EEUU, no obstante, invocando para ello una disposición de la Resolución 2231, que es la que dispusiera en su momento el embargo de armas a Irán que no ha sido prorrogado, dicten –unilateralmente-una prórroga del embargo aún vigente. Pero ello no ocultará, ni disimulará, el lamentable fracaso diplomático norteamericano antes comentado.

Cuando se acercan raudamente las elecciones presidenciales norteamericanas del próximo mes de noviembre, lo acontecido -respecto de Irán, nada menos- no ayudará en nada a Donald Trump en su actual procura de ser re-electo.

Emmanuel Macron, el actual presidente de Francia, intentando presumiblemente ser algo más amistoso con Donald Trump, comentó que es tiempo de “hacer algo” respecto de Irán desde las Naciones Unidas.

Pero no está nada claro qué es lo que eso puede significar, especialmente después del sonoro portazo recibido por la administración de Donald Trump en el seno del mismo Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que es ciertamente el órgano del ente multilateral que tiene en sus manos la responsabilidad principal en los temas de paz y seguridad del mundo.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú