Europa, Política

Sindicatos y Gobierno en Crisis

…los actuales dirigentes sindicales tienen hoy, como el Gobierno, un morrocotudo problema…

Ha fracasado la huelga, digamos mejor el paro de 24 horas, de los funcionarios en España. Hace ya mucho tiempo que en España no hay huelgas. En España hay paros testimoniales de duración determinada con un simple contenido de protesta. Ya los dirigentes sindicales abandonaron la idea de instrumentar la huelga como sistema de presión legítima para revertir las injustas decisiones de los patrones o alcanzar mejoras justas en sus condiciones de trabajo. Para eso las huelgas deberían ser indeterminadas y no tener plazo hasta alcanzar sus objetivos.
 
Los sindicatos mayoritarios en España, UGT y CCOO  no tienen hoy el prestigio y capacidad suficiente para parar un país y ni siquiera muchas empresas pequeñas, medianas o grandes. No lo tienen porque su afiliación es minoritaria y su afiliación es minoritaria porque son sindicatos ideológicos y políticos. Sus dirigentes y afiliados vienen a responder al interés de dos partidos políticos concretos. Uno grande y extenso con enorme poder político, el PSOE, hoy además en el Gobierno y otro pequeño y minoritario, el PCE.
 
Eso no quiere decir que en los sindicatos mayoritarios españoles no estén personas de probado prestigio profesional, honradas y honestas. Las hay y me consta. Además, han prestado importantes servicios a la sociedad española y a nuestra democracia. Pero hoy la cuestión sindical en España está tomando una deriva incierta. Durante años han amparado con gran “cariño” la política de un Gobierno que es responsable de la que ya aparece como la peor de las crisis de nuestra historia moderna. Primero por negarla y después por adoptar medidas que solo han servido para hacerla más profunda y grave.
 
Ahora, lo del ridículo paro funcionarial de 24 horas y el anuncio de una próxima Huelga General que no será tal, será como mucho otro paro “general” de 24 horas, es algo que Zapatero y Méndez ya tienen pactado en el fondo y la forma. Zapatero le ha pedido a UGT que coincida con otras jornadas de movilización en Europa para que no parezca una general movilización de España contra él y está además el efecto del Mundial de Sudáfrica que comienza.
 
Veremos que pasa con lo de la reforma laboral y otras medidas estructurales que reclama toda Europa al gobierno de Zapatero. Veremos la propuesta del Gobierno y la respuesta sindical y por ella sabremos si las medidas son suficientes para que los mercados y el mundo vuelvan a confiar en España. Todo apunta al apaño interesado si lo que hay es una huelguita general convenida y pactada. En cualquier caso, los actuales dirigentes sindicales tienen hoy, como el Gobierno, un morrocotudo problema de credibilidad, confianza y liderazgo. Está claro que no les interesa que caiga el Gobierno y trabajarán para ello. Seguro.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú