Economía y Sociedad, Europa

El triste regreso de los muros

“…diez países europeos han anunciado ya proyectos similares que están en marcha y que la Unión Europea se ha negado expresamente a financiar…”



El Parlamento de Polonia acaba de aprobar la construcción de un muro y de una serie de alambradas de más de 100 kilómetros de largo, que impidan el ingreso de migrantes provenientes de Medio Oriente y de África, fundamentalmente. Esto se hace a un costo total de 335 millones de euros. Otros diez países europeos han anunciado ya proyectos similares que están en marcha y que la Unión Europea se ha negado expresamente a financiar.

Los migrantes a los que se pretende obstaculizar son los que provienen especialmente de Siria. Y los de origen africano, que huyen, en cada vez más grandes grupos, de la profunda miseria que afecta a sus respectivos países de origen.

Ellos, cabe señalar, son de distintas maneras impulsados en su angustiosa marcha por el patológico presidente de Bielorrusia, el autoritario y estalinista Alexander Lukashenko, en represalia por las sanciones económicas que han impuesto a su país distintos países europeos por sus violaciones de los derechos humanos de su pueblo.
Bielorrusia hoy los apoya y dirige hacia las fronteras con Lituania, Estonia y Polonia.

En Polonia, concretamente, se ha militarizado la frontera y se los apresa de inmediato, al llegar, entonces. Sin mayores miramientos. Yse los regresa a sus específicos lugares de origen.

Todo un desordenado drama humanitario que se abate sobre las fronteras del Viejo Continente y que pareciera no sólo no detenerse, sino crecer.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú