América, Política, Portada
Imagen: Carlos Santiago/eyepix/Zuma/picture alliance

Imagen: Carlos Santiago/eyepix/Zuma/picture alliance

AMLO en la mira de la prensa internacional

Una serie de reportajes publicados hace unas semans por la periodista Anabel Hernández en Deutsche Welle y por dos portales estadounideneses, ProPublica InSight Crimedieron cuenta de una investigación, ya cerrada, que llevó a cabo la agencia antidroga de Estados Unidos (DEA) sobre una presunta financiación de la campaña del presidente de MéxicoAndrés Manuel López Obrador, de 2006, por parte del Cártel de Sinaloa de entre dos y cuatro millones de dólares a cambio de beneficios en caso de ser electo presidente.

Más tarde, el pasado jueves (22.02.2024), el diario New York Times hacía pública otra investigación de la DEA, también ya cerrada, esta vez sobre supuestos contactos de figuras cercanas a Lopez Obrador con el Cártel de Sinaloa y Los Zetas. Ante la solicitud de información por parte del The New York Times, la reacción de AMLO fue revelar el teléfono de una de las autoras de la nota, algo que el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) está investigando.

Desde entonces, el debate sobre supuestos nexos de AMLO con el narco ha cobrado vuelo en redes sociales, con el hashtag #NarcoPresidenteAMLO, por el que el mismo mandatario ha pedido al Instituto Nacional Electoral (INE) en una de sus conferencias matutinas iniciar una investigación.

¿Cuál ha sido el impacto de esta situación en la prensa internacional?

El eco en la prensa latinoamericana

En América Latina, el rotativo argentino La Nación destaca sobre todo el “duro ataque” de López Obrador al New York Times por la última de las revelaciones, mientras que el medio online Infobae se hace eco de la retirada de YouTube del video de la mañanera del mandatario en que aparecían los datos telefónicos de la periodista del New York Times: “En apenas cinco años cambió el idilio que Andrés Manuel López Obrador tenía con YouTube. En junio de 2019 presumía su botón de oro por superar el millón de suscriptores y celebraba la importancia de las redes sociales para su gobierno; hoy, el presidente acusa a la plataforma de videos de censurarlo, tachándola de autoritaria y prepotente.”

Mientras, en el periódico chileno La Tercera titulan que la pesquisa “complica a AMLO y su relación con Estados Unidos“:

“La investigación del NYT llega en un momento crucial para López Obrador, que recientemente se comprometió a colaborar con Estados Unidos en el problema del aumento de la migración irregular que llevó al cierre de los cruces fronterizos entre ambos países. Los funcionarios estadounidenses también están instando a México a tomar medidas enérgicas contra la producción del fentanilo.”

La lectura desde Europa y Estados Unidos

En Alemania, Der Spiegel “hurga en el pantano del narcotráfico” en México. En su nota, Jens Glüsing, habla del “narcotraficante más poderoso de México, Ismael ‘El Mayo’ Zambada” como un “fantasma, ya que apenas hay fotos suyas”, pero que a ojos de la justicia estadounidense es el “responsable del contrabando de grandes cantidades de fentanilo, la droga sintética de la que cientos de miles de estadounidenses son víctimas cada año”.

De Spiegel se pregunta: “¿Mantiene ‘El Mayo’ contactos con personas cercanas al presidente Andrés Manuel López Obrador?” y “¿se reunió con uno de los hombres de confianza de López Obrador antes de su victoria en las elecciones presidenciales mexicanas de 2018?”

“Según el New York Times, esto es lo que un informante anónimo habría dicho a los investigadores de la justicia estadounidense. El periódico cita un informe de las autoridades de investigación estadounidenses, que llevan años investigando denuncias de que aliados del presidente mexicano han mantenido estrechos vínculos con cárteles de la droga y habrían aceptado ‘millones de dólares’ de ellos. Sin embargo, nunca hubo una investigación contra López Obrador y las autoridades dieron por cerrada la investigación. ‘Llegaron a la conclusión que el gobierno estadounidense tenía poco apetito por investigar las acusaciones contra el líder
de uno de los aliados más importantes de Estados Unidos, dijeron tres personas familiarizadas con el caso’, escribe el periódico. Sin embargo, estos informadores no están autorizados a comentar el asunto públicamente.”

Der Spiegel sostiene que “la investigación del New York Times no permite extraer conclusiones” y que “el propio periódico admite que muchas de las alegaciones difícilmente pueden verificarse. No obstante, han provocado un escándalo”, en referencia a la mañanera de AMLO en la que leyó las preguntas que el NYT le hacía y difundió el teléfono de una de las autoras del artículo.

Para Der Spiegel, “es evidente que el periódico ha tocado una fibra sensible. (…) En sus conferencias de prensa diarias, López Obrador suele atacar a los periodistas que no le gustan. Pero un ataque así es inusual, sobre todo porque el artículo ni siquiera se había publicado todavía: el periódico no lo publicó hasta varias horas después de la rueda de prensa.”

El presidente de Estados Unidos, Joe BIden (izquierda) y el presidente de México, López Obrado (derecha) se saludan.
Biden y López Obrador, en enero de 2023.Imagen: HENRY ROMERO/REUTERS

En el periódico español El País, Javier Garza Ramos dice en su columna: “Los reportajes no son producto de investigaciones exhaustivas de reporteros sino de filtraciones de archivos que, aunque se dieron por cerrados, en algún momento provocaron indagatorias. Varias voces han criticado la calidad de los reportajes, aunque también hay que reconocer que el periodismo mexicano muchas veces se ha revolcado en filtraciones de autoridades mexicanas que no se pasan por ningún tamiz.

La pregunta es: ¿por qué la DEA está filtrando estos archivos? Los mismos reportajes admiten que las investigaciones se cerraron no por falta de elementos, sino para evitarle al Gobierno de Estados Unidos problemas políticos (…). Otra pregunta es: ¿por qué en la recta final de la Administración? (…) Cuando el Gobierno de Joe Biden está bajo fuego electoral por el creciente problema del tráfico de fentanilo, apuntar el dedo al sur de la frontera resulta conveniente.

Estos reportajes pintan un escenario complicado para el presidente López Obrador y el cierre de su sexenio: la pérdida de credibilidad, la erosión de su discurso de honestidad, y la violencia que ya está empañando las elecciones de junio.”

Desde el periódico británico The Guardian destacan que “Biden resta importanacia a la investigación de EE. UU sobre el presidente mexicano”. El medio agrega que “los reportajes llegan antes de las elecciones nacionales de junio en México, en las que los grupos de la oposición se han aferrado a los indicios de corrupción influenciada por los cárteles en el círculo de López Obrador. En Estados Unidos ha aumentado la presión sobre el gobierno de Biden para que ponga freno a la migración ilegal entre México y Estados Unidos, a menudo controlada por contrabandistas afiliados a los cárteles, y a la importación del letal fentanilo fabricado por los cárteles.”

En Estados Unidos, desde el Washington Post comentan que este es “un momento delicado”, en mitad de reuniones de alto nivel sobre el fentanilo y la migración.

“López Obrador ha sido un socio crucial de la administración Biden en su intento de frenar la migración irregular. Las autoridades estadounidenses también están instando a México a tomar medidas enérgicas contra la producción del mortífero fentanilo. Pero a principios de este mes, el líder mexicano estuvo a punto de cancelar una reunión de alto nivel sobre el fentanilo y la migración después de que otras noticias plantearan dudas sobre el supuesto dinero del narcotráfico en su primera campaña presidencial en 2006. López Obrador negó esas acusaciones. La reunión del 6 de febrero siguió adelante después de que el Presidente Biden llamara a su homólogo mexicano.”

Andrea Ariet para DW.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú