América, Política, Portada

Presidente Boric: principales desafios para su gestión

Informe de Coyuntura Política elaborado por el instituto chileno Libertad y Desarrollo analiza los principales desafíos para la gestión del Presidente Gabriel Boric, el terrorismo en la Macrozona sur y el concepto de “democracia sustantiva”.

El Presidente Gabriel Boric llega a La Moneda con un amplio apoyo ciudadano. Asume así un gobierno de izquierda que enarboló durante los últimos años un discurso de compromiso con cambios estructurales que se plantearon como alternativa a las políticas implementadas por los gobiernos de centroderecha y centroizquierda de los últimos 30 años. El primer y más básico desafío que enfrenta esta nueva administración es mostrar su capacidad para dar gobernabilidad, en un momento donde ellos mismos reconocen que el país enfrenta una “profunda fractura política y social”1. Mantener el fuerte apoyo ciudadano, requiere, en lo esencial, que las nuevas autoridades sean capaces de construir un clima político y social que permita superar la crisis de desconfianza, descalificaciones y de falta de presencia del Estado y así avanzar en una agenda social, política e institucional que responda a las expectativas de la población. En otras palabras, fortalecer la autoridad del Estado, representado por el Presidente y su gobierno, incluso haciéndose cargo de las críticas fundadas e infundadas que su propio sector levantó como instrumento de acción para llegar al poder.

Cuatro definiciones esenciales del Presidente Boric y los desafíos que conllevan:

Un liderazgo claro al interior de su nueva coalición: la escasa representación parlamentaria de Apruebo Dignidad los forzó a ampliar su base de apoyo con la integración al gobierno de lo que se ha denominado como el “socialismo democrático”, representado por el PS, PR, PL y PPD. Armonizar las prioridades de los diferentes partidos y movimientos sociales que apoyan al gobierno constituyen un desafío de liderazgo del Presidente. El beneficio estratégico de sumar apoyos es claro, está por verse los costos asociados a la convivencia y a la gestión armónica del mismo. A los pocos días de asumir, se observan posiciones distintas que pueden enunciar un camino de fricciones o roces. Entre ellos destacan las palabras del presidente del PC, Guillermo Tellier: “nosotros no vamos a ser los bomberos del gobierno” frente a la pregunta del rol del Partido Comunista en los movimientos sociales que se expresan en la calle. Asimismo, Bárbara Figueroa planteó que el PC tiene “la tarea de defender (el programa) desde todos los espacios y la calle también será un espacio”. También al interior del Gobierno se vio con la diferencia entre la ministra del Interior, Izkia Siches, y el subsecretario Manuel Monsalve sobre la existencia o no de presos políticos mapuches.

La activa presencia del ministro Mario Marcel, que ha enunciado los lineamientos preliminares de su acción en el ámbito económico, si bien responde a lo establecido por el Presidente en su diseño original, tendremos que ver cómo los compatibiliza con las prioridades de los distintos ministerios, partidos políticos y movimientos sociales oficialistas. Hacienda aún no cruza la barrera de su propia área de confort.

El manejo del Congreso: la debilidad política expresada en la minoría parlamentaria que tiene el gobierno requiere de un liderazgo y una articulación a fin de consensuar una agenda legislativa que le permita sacar adelante su agenda reformadora. El gobierno inicia su gestión política con el 40% de apoyo en el Senado y el 42% en la Cámara de Diputados. Con bajos costos puede lograr ampliar su base de apoyo en el Senado hasta alcanzar el 50% y en la Cámara hasta el 46%. Seguir ampliando este apoyo, a fin de alcanzar quórums que permitan cambios estructurales, requiere consensuar apoyos en nuevos grupos que están en el centro político o, definitivamente, en la oposición.

Tal como lo declara Álvaro García Linera, ex Presidente de Bolivia y referente intelectual del Presidente Boric, esto no es más que una manifestación de vocación de poder dado que tiene que ampliar su base para dar certidumbre a grupos distintos al propio.

Observamos que el gobierno muestra señales de alto riesgo. Destaca el discurso de Boric en La Moneda, en el que establece una ruta de diálogo con los parlamentarios de gobierno y oposición para avanzar en los consensos necesarios para implementar su agenda legislativa. Con esto se rompe la tradición de difundir, el día que asumen el nuevo gobierno, sus prioridades para los 100 primeros días. Esta opción conlleva el riesgo de que si no alcanzan una agenda común con los apoyos necesarios (de gobierno y oposición) se auto infringen una derrota inicial. Una segunda derivada de esta estrategia es que todo gobierno debe bajar rápido su agenda legislativa a fin de inhibir iniciativas parlamentarias que dificulten sus prioridades, como es el caso del ingreso del proyecto de “quinto retiro” de Fondos Previsionales presentado por el diputado PPD, René Alinco. En cuanto a la relación gobierno-parlamentarios, las tratativas del ministro de la Segpres, Giogio Jackson, de llegar a acuerdo con el senador Ossandón por la presidencia del Senado lo llevó a tener una primera derrota, incluso generando tensiones innecesarias con su nuevo aliado, el Partido Socialista, donde ya se perfila el senador Fidel Espinoza como un vocero en estas materias. El ministro Jackson, con la elección de Elizalde como presidente del Senado, logró revertir el impasse inicial.

Liderazgo reflejado en el manejo de las expectativas: las declaraciones del Presidente y sus equipos han enfatizado la importancia del manejo de expectativas por parte de la población. Conceptos como cambios con gradualidad pasan a ser comunes en las presentaciones públicas de las nuevas autoridades. Sin embargo, la retórica en el manejo de expectativas no es suficiente si no va acompañada por señales claras en esta materia, por lo que el gobierno debe ser capaz de diferenciar las expectativas que emanan de la sociedad como un todo, de aquellas más sectoriales que apuntan a grupos específicos de interés y concentrar su atención en las primeras. Una señal errática en esta materia es la no renovación del estado de excepción en la Macrozona Sur. Se suma como otro ejemplo altamente riesgoso la permanente reivindicación de múltiples identidades por parte del Presidente en sus apariciones públicas, logrando una conexión político-afectiva pero no considerando las expectativas que se generan para la implementación de las múltiples agendas de estos grupos.

Liderazgo hacia la Convención Constitucional: escuchando las primeras intervenciones del Presidente, pareciera que existe conciencia respecto a los riesgos que el nuevo gobierno asume frente al contenido del texto que se encuentra elaborando la Convención. Recordemos que en su discurso destacó entre sus ejes principales que “necesitamos una Constitución que nos una” pensando en el plebiscito de salida. Los partidos que lo apoyan son claves al momento de definir las mayorías en la Convención, por lo que el nuevo gobierno no podrá hacerse el desentendido. Las nuevas autoridades no han renunciado al interés de reflejar sus prioridades en el texto que va a ser plebiscitado, pero también tienen claro los riesgos que asumen frente a un resultado estrecho o adverso en el plebiscito de salida. Según Daniel Mansuy, “si la Convención se sigue descarrilando puede terminar arrastrando al gobierno”.

Reflexión final

El nuevo gobierno, y muy especialmente el Presidente Boric, debe desplegar su liderazgo a fin de abordar en esta primera fase de gobierno los riesgos y espacios de conflictividad en las dimensiones analizadas. Urge definir sus prioridades legislativas, ordenar a los partidos que lo apoyan en cuanto a la Convención y el Congreso, lograr un trabajo afiatado de gobierno donde el todo sea más que la suma de las partes y, finalmente, manejar con hechos y no con retórica las expectativas de la ciudadanía en función de lo comprometido en campaña.

1 Ruiz, Carlos en entrevista en Revista El Sábado de El Mercurio (12.03.2022).

El informe completo en este enlace.

Libertad y Desarrollo

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú