Asia-Pacífico, Economía y Sociedad

Señales positivas en el sector fabril chino

China ha mostrado un crecimiento más sólido en su sector fabril. La salida de flujos de capital conforme los inversionistas anticipan tasas de interés más altas en Estados Unidos, ha golpeado a países con economías emergentes. Sin embargo China ha sido una excepción dentro del continente asiático.


 Este lunes China ha mostrado un crecimiento más sólido en su sector fabril, según informal The Wall Street Journal. Estos datos positivos llaman la atención con respecto al resto de datos macroeconómicos del resto de Asia. La salida de flujos de capital en estas naciones, conforme los inversionistas anticipan tasas de interés más altas en Estados Unidos, ha golpeado a países como India e Indonesia, que dependen significativamente de la inversión extranjera.

Sin embargo China ha sido una excepción dentro del continente asiático, gracias, en gran medida, a las restricciones sobre los flujos de capital que han protegido su moneda, el yuan. "Definitivamente hay una dicotomía entre los datos de China y los de muchas otras economías de Asia", ha afirmado Vishnu Varathan, economista de Mizuho Corporate Bank.
 
Esta semana HSBC ha afirmado que su índice de gerentes de compras para China ha subido a 50,1 puntos en agosto frente a 47,7 del mes anterior, volviendo a quedar por encima del nivel de 50 puntos que divide la expansión de la contracción. Esto se conoció después de que se divulgara el índice oficial de actividad manufacturera en China, que registró 51 puntos, un máximo de 16 meses.


 
Estos datos se han sumado a otros también positivos como la producción industrial e inversiones en activos fijos, lo que ha confundido a los más pesimistas que crían que habría una desaceleración del crecimiento en el segundo semestre del año.
 
"El sector manufacturero de China ha sido testigo de un repunte", señala Capital Economics, una firma de investigación de macroeconomía. "Aunque aún parece que la recuperación está alimentada por el crédito y dirigida por la inversión, lo que plantea dudas sobre cuánto durará", agrega.
 
Algunas economías emergentes como Brasil, Indonesia, India y Turquía han sufrido la venta generalizada de activos porque dependen de esos flujos de capital hacia las acciones y los bonos para financiar esos déficits.
Desde HSBC, el economista Leif Eskesen ha asegurado que el índice de gerentes de compras, que es un indicador de la actividad económica en un mes, sugiere que lo peor no ha pasado para la economía india, que creció 4,4% entre abril y junio, su nivel más bajo en cuatro años y medio. "La lectura de agosto fue desalentadora", afirma Eskesen. "Junto con la cifra de julio, parece claro que la economía sigue desacelerándose y que el PIB de abril-junio no fue el fondo".

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú