América, Política

Perú: semana importante para Pedro Castillo

El respaldo original de Pedro Castillo ya se ha resentido, aún antes de que comenzara efectivamente su gestión de gobierno.


 
            El gabinete de gobierno recientemente seleccionado por el actual presidente del Perú, Pedro Castillo, compareció sin demora ante el Congreso del Perú en procura de obtener el voto previo de confianza que necesitaba para comenzar a ejercer sus funciones.

En un ambiente político altamente polarizado, mientras tanto, en las calles de Lima sus partidarios y sus opositores se cruzaban en vociferantes manifestaciones de apoyo o de rechazo, según el color político de sus integrantes.

            Curiosamente, el Jefe de ese Gabinete, Guido Bellido, habló, desde el podio, en tres idiomas: castellano, quecha y aimara, lenguas, los dos últimos son lenguas que, en un país que luce multinacional, todavía hablan unos cinco millones de peruanos. Pero sólo ellos, razón por la cual, para que todos pudieran entenderlo, se solicitó expresamente a Bellido que usara el idioma español.

            Tratando de despejar, sin éxito, las preocupaciones de quienes creen que Pedro Castillo seguirá el camino del fracasado socialismo, a la manera de Cuba o Venezuela, Bellido se cuidó mucho y no se proclamó vocero del llamado “socialismo del siglo XXI”, como muchos esperaban.

            Castillo, recordemos, ganó las recientes elecciones presidenciales del Perú, derrotando a Keiko Fujimori por apenas 44.000 votos, lo que evidenció -más allá de toda duda- que el país del Pacífico está políticamente dividido en dos mitades.

Por todo ello, el valor de las acciones en la Bolsa de Valores de Lima y el de la moneda peruana están cayendo. Y el sector empresario está preocupado.

El respaldo original de Pedro Castillo ya se ha resentido, aún antes de que comenzara efectivamente su gestión de gobierno. Sólo el 38% de los peruanos dice hoy apoyarlo. Bastante menos de la mitad, entonces.

            En el plenario del Congreso, el gabinete de Castillo resultó finalmente ratificado. Si ello no sucedía, dos veces, pudo haber una nueva elección.
 
 
(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.
 

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú