América, Economía y Sociedad

Un milagro argentino: el país que nos “merecemos”

“Ha prohibido la exportación de los siete cortes de carne que más les gusta a los argentinos”.

El burdo populismo peronista siempre “protege” a los argentinos, procurando que ellos tengan “el país que se merecen”.

En ese empeño, siempre intenta “pasarle la cuenta” de la presunta “protección” a “los que más tienen”. Razón por la cual, la riqueza es, para muchos, “mal vista”, como si fuera una suerte de “pecado social”. El Papa Francisco, entre muchos otros, con sus mensajes sociales adredemente confusos, contribuye, cada vez que puede, a emitir ex profeso ese tipo de referencias poco claras. A la manera de las “vestales”.

El presidente populista, sin ningún aspecto de “gauchito”, Alberto Fernández, acaba de concretar uno de esas decisiones populistas mágicas. Una más.

Ha prohibido la exportación de los siete cortes de carne que más les gusta a los argentinos. Los mejores, por supuesto. Que, sostiene muy suelto de cuerpo, los argentinos nos “merecemos” comer. Como ningún otro pueblo, en el mundo entero. La cuenta, una vez más, se la ha pasado al sector rural, el “pato de la boda”, siempre.

El favor “kirchnerista” se paga, como es habitual, con los votos de “los que más reciben”, cueste lo que cueste. Populismo descarnado, entonces, que algunos “aplauden” y unos pocos pagan.

 

(*) Ex Embajador de la República Argentina ante las Naciones Unidas.

// OTROS TEMAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

// EN PORTADA

// LO MÁS LEÍDO

// MÁS DEL AUTOR/A

Menú